Chat with us, powered by LiveChat

Si estás disfrutando de una comida familiar, y de repente sientes retorcijones en tu estómago después de comer, es muy probable que sufras algún tipo de intolerancia a un alimento.

Es por ello que Prueba de Alergia te orienta en los síntomas más comunes de esta molesta condición, invitándote a probar sus tests si llegas a presentar alguna intolerancia a un alimento. Si presentas algún tipo de similitud con los siguientes signos, pide ayuda a nuestros expertos.

  • Malestar general

 

A diferencia de las alergias, la intolerancia tiene un rango mayor de tiempo en manifestarse, y en este lapso se presentan ciertos síntomas relacionados a dolor, inflamación o gases. Es necesario tomar en cuenta que cada síntoma varía de una a persona a otra.

  • Pon atención a lo que dice tu cuerpo

 

Es muy necesario que escuches a tu cuerpo y consultes la opinión de un experto. Nunca caigas en el autodiagnóstico ya que puedes eliminar alimentos de tu dieta los cuales pueden no ser los causantes principales de tus síntomas. Lo ideal es realizarse un test adecuado de intolerancia alimentaria para determinar una decisión lo más correcta posible a las necesidades de tu organismo.

  • Ten en cuenta la aparición de cada síntoma

 

Si consumes cierto alimento, y detectas algún síntoma desagradable, y más aún, si destacas que la aparición de esos malestares, como dolor de cabeza, hinchazón, aumento de peso, fatiga, sucede siempre con la ingesta de dicho alimento, opta por consultar a un experto y descartar el consumo de ese alimento.

¿Por qué sufrimos intolerancias?

Al ingerir algún alimento, y por consiguiente presentar ciertos síntomas adversos, en realidad hace muy difícil detectar las causas inmediatas a esa sintomatología, sin embargo, las más destacadas son:

  • Farmacológicas

 

Por ejemplo, una persona al tomar varias tazas de café puede sentir excitabilidad después de un corto tiempo, sin embargo, otra persona al tomar solo una taza de café puede presentar el mismo síntoma. En suma, hay personas que sufren las mismos síntomas pero con cantidades diferentes en cuanto al consumo del alimento.

  • Enzimáticas

 

Normalmente, cuando un alimento no es bien masticado antes de ingerirlo, puede verse atrapado en el intestino al no ser absorbido adecuadamente, por lo tanto las bacterias se ven atraídas al lugar y por consiguiente se generan los incómodos gases.

Esta misma situación la presentan las personas con alguna deficiencia enzimática, por ejemplo sucede con alimentos en específico como los lácteos, al tener un déficit de la enzima lactasa.