Chat with us, powered by LiveChat

En 1980, la cosa era muy diferente con la alergia ya que el polen se concentraba solo en mayo, junio y julio. Ahora, cada vez más, y en los últimos 30 años, los inviernos son más cálidos por lo que los alergólogos y alérgologas han constituido la polinosis multiestacional incluso en febrero que es cuando empieza la floración de muchas plantas.

Los invierno son cada vez más cálidos y lo es desde los últimos años y además la polinización explosiva de muchas plantas ha alterado todo el ritmo normal del desarrollo.

Cipreses y setos. La alergia al polen de cupresáceas son las más comunes son el ciprés y los típicos setos de jardines.

“Hasta hace unos años era una alergia poco común que afectaba en torno a un 5% de la población, hoy se ha disparado por encima del 20%; uno de cada dos alérgicos al polen sufre con las cupresáceas” narra el Dr. Agustín Fernández, alergólogo

Hay, por supuesto, diferencias con el catarro.  “Se trata de forma errónea con fármacos destinados a combatir síntomas propios del catarro como congestión, dolor de garganta, etc”.

“la alergia al polen puede durar de cuatro a seis semanas y su intensidad dependerá del tiempo. Los días secos y soleados serán peores mientras que los días de lluvia y húmedos la persona que padece la alergia mejora”, explica el Dr. Fernández.

Picor de ojos y nariz, lagrimeo, secreción líquida y clara, estornudos, tos seca y hasta pitidos y dolores en el pecho al respirar en los casos de los más graves son los síntomas más habituales de los procesos de alergia al polen en invierno.

Factores en contra en invierno. Los cambios de temperatura a los estamos expuestos en invierno “pueden producir reacciones inflamatorias a nivel nasal y rinitis en personas con alergia”.

Otro factor que puede empeorar esta alergia de invierno es la contaminación, por supuesto.

“Los elementos contaminantes de la atmósfera se depositan en el suelo, lo que provoca que los pólenes de estas sean mucho más agresivos y con mayor capacidad alergénica que los pólenes de un medio rural”, explica el Dr. Fernández